El camino de la costa de Pembrokeshire

» Posted by on Jun 27, 2014 in Blog | 0 comments

Si alguien dijera: <Voy a hacer una caminata desde Saint Dogmaels hasta Amroth>, serían muy pocos los que sabrían de qué está hablando; pero los amantes de las costas salvajes y vírgenes no tardarían en saberlo. Porque esos dos lugares son los extremos opuestos de uno de los mejores caminos de larga distancia de Gran Bretaña, el sendero de la costa de Pembrokeshire, de 299 kilómetros, en el oeste de Gales. este espléndido camino nacional no sólo supone una fantástica expedición por la belleza descarnada de una costa extraordinaria, sino también un paseo por la historia.

 

Durante gran parte de la zona norte, más salvaje, el camino recorre cumbres montañosas y ofrece maravillosas vistas de playas, acantilados e islas frente a la costa; además, se pueden contemplar abundantes aves. En primavera, cuenta con el añadido de las coloridas flores silvestres. El tramo de Saint Dogmaels a Saint Davis incluye la bahía rocosa de Witche’s Cauldron, la bahía Whitesands (desde donde san Patricio zarpó hacia Irlanda), el castillo normando del histórico Newport, el viejo muelle de Lower Fishguard y Porthclais (donde bautizaron a san David).

 

   La parte intermedia hasta Milford Haven pasa por la amplia bahía de preciosas playas de Saint Brides, con sus pintorescos pueblos; Marloes Sands, con sus extraordinarios acantilados multicolor; una pequeña capilla en Saint Ann’s Head, y la imponente fortificación victoriana de Dale Haven.

 

El tramo sur es más suave y recorre las costas del gran puerto natural de Milford Haven (repleto de aves) antes de llegar a algunas de las mejores playas de Gales: Freshwater West, Broad Haven South, Barafundle Bay y Freshwater East. También hay muchos acantilados espectaculares y numerosos pináculos y arcos en la península Castlemartin. Además cabe tener en cuenta varios lugares de interés histórico, como el castillo Pembroke y el pueblo de Angle, con su maravillosa y antigua iglesia, Fisherman’s Chapel, un palomar y la fortificación medieval. Merece la pena pararse en el encantador pueblo costero de Tenby antes de que el camino de la costa termine en Amroth.