El lago Waikaremoana

» Posted by on Abr 4, 2014 in Blog | 0 comments

El remoto y accidentado parque nacional Te Urewera es una auténtica joya natural de la cosa este/ región de la bahía de Hawke de la isla Norte. Preserva algunos de los paisajes más espléndidos del país . En el rincón suroeste del parque, el camino del lago Wakaremoana , una de las grandes rutas designadas nacionalmente y gestionada por el Departamento de Conservación , es uno de los mejores senderos excursionistas de Nueva Zelanda.  Durante 46 kilómetros sigue aproximadamente la orilla del lago al que debe su nombre . Ofrece espléndidas vistas cuando se aleja de la orilla.  La  ida es relativamente sencilla y el camino no es muy largo , pero es preferible tomárselo con calma, parando a pasar una noche y a disfrutar de las oportunidades recreativas que ofrece el lago, como el baño y la pesca . Hay cinco cabañas y lugares de acampada. Debes reservarlos con antelación en cualquier época del año, pues esta excursión es popular incluso en invierno, aunque el sendero a veces está cerrado como consecuencia de las fuertes nevadas, capaces de derribar parte de algunos árboles y bloquear el paso.

lake-waikaremoana-walk-views-new-zealand_400_300

La mayoría  de los excursionistas conducen hasta Aniwaniwa por la carretera estatal 38 ( de gravilla) , que conecta la costa este con el centro de la isla Norte. Desde allí hay carreteras bien señalizadas que conducen a las dos entradas del camino, aunque la mayor parte de los visitantes prefieren aparcar con seguridad en Aniwaniwa y tomar uno de los autobuses regulares o taxis acuáticos que van a cada extremo de la ruta. Éstos también llevan a los excursionistas de vuelta hasta sus vehículos, después de completar el camino.

 

Se puede viajar en ambos sentidos desde el puente colgante de Hopuruahine (al norte) hasta Onepoto (al sur) . La ruta pasa por diversos terrenos con una vegetación variada, desde bosques de hayas de Panekire Bluff a los de árboles de hojas anchas , además de espesas selvas tropicales y pastizales. En todos abundan las aves , lo que le da una dimensión colorida a esta caminata inolvidable por paisajes tan variados como impresionantes.