El tren Azul

» Posted by on Mar 7, 2014 in Blog | 0 comments

Estamos ante uno de los trenes más prestigiosos del mundo, todo un lujo, sobre ruedas, a la altura del Orient Express. Su origen se remonta a 1923, cuando se introdujeron trenes para el transporte de pasajeros desde Johannesburgo hasta ciudad del Cabo , donde se embarcaban en un largo viaje hasta Inglaterra. En 1933 se añadió un vagón comedor y poco a poco se fueron sumando lujos. Después de su interrupción durante la segunda guerra mundial , el servicio se retomó: a partir de entonces se lo llamó tren azul  por el color se sus vagones. Tres años después del fin del apartheid , en 1997, el servicio fue relazando hasta obtener su actual fama. Transporta viajeros desde Ciudad del Cabo gasta Pretoria.

 

The_Blue_Train

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras llegar a la estación a las ocho menos diez de la mañana, los pasajeros  son conducidos hasta una sala de bienvenida,donde se les ofrece vino espumoso y deliciosos tentempiés antes de que un acomodador los lleve hasta su suite ,  donde encontrarán su equipaje . Se trata de un alojamiento de cinco estrellas: ropa de cama de la mejor calidad, edredones de plumas de ganso, baños de mármol, un escritorio junto a la ventanilla e incluso diversos entretenimientos. En el tren hay dos confortables salones y un vagón comedor, en los que es obligatoria la etiqueta de las cenas .

Es un viajes fabuloso. El ferrocarril se desliza con suavidad por un entorno soberbio. Desde sus ventanillas verás plantaciones de té y cítricos, viñedos, bosques antiguos y frondosos, acantilados y desfiladeros, además de desiertos en los que las jirafas , las cebras y los elefantes vagan apaciblemente. Disfruta con una visita a la reserva de casa Aquila , de propiedad privada, donde podrás encontrarte cara a cara con guepardos. De nuevo a bordo, asómbrate con la espectacular puesta de sol mientras disfrutas de una copa antes de cenar un gourmet  y dormir como un rey. Después de un tranquilo desayuno , en tu suite si lo deseas, el tren llega a Pretoria, el final de su trayecto de 1600 kilómetros .