La costa de los Esqueletos

» Posted by on Abr 18, 2014 in Blog | 0 comments

La costa de los Esqueletos se extiende desde Swakopmund hasta la frontera con Angola, 500 kilómetros más al norte.

costa-esqueletos-desierto-oceano-L-DDRsh_

Se trata de un lugar inhóspito , en el que hay inmensas extensiones de playa golpeadas por las olas rompientes , envueltas con neblina y aisladas por dunas móviles y cambiantes.

Los antiguos marinos portugueses la conocían como las arenas del infierno  , ya que la tripulación de los barcos naufragados estaba condenada.Los esqueletos de esta costa no son sólo humanos: blanquecinos huesos de innumerables ballenas, que se remontan al momento de máximo esplendor de la industria ballenera, además de restos de los incontables barcos barridos hasta la orilla durante la era mercantil, salpican todo el litoral.

 

Lo que queda de éstos, golpeados por el mar y aplastados por la arena, se ha reducido a fragmentos de metal  oxidado, tablones dispersos y mástiles destrozados. Los restos de embarcaciones posteriores, más intactos, son inaccesibles. La estrecha franja de dunas fue declarada reserva natural en 1971. Esta naturaleza salvaje e intacta posee un ecosistema fascinante; aunque casi no llueve, el desierto recibe la humedad de las densas brumas que trae y empuja hacia el continente la gélida corriente de Benguela.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las plantas y los líquenes se adaptan a condiciones extremas adoptando formas extrañas. Las visitas están restringidas para minimizar el impacto humano en una zona ecológicamente sensible. La carretera litoral recorre el margen de las dunas, aunque no se puede acceder a ellas.La parte norte es una concesión privada y ofrece safaris a los que sólo llega por aire.No obstante, los vuelos panorámicos a poca altura desde Swakopmund son una buena opción; permiten ver el enorme cementerio de la costa y las formas hipnóticas y los colores cambiantes de las dunas.