La Vía de la Plata, la ruta de peregrinación de Saniago de Compostela

» Posted by on Jul 11, 2014 in Blog, Europa | 0 comments

Santiago de Compostela fue el primer destino turístico de Europa. Desde el siglo IX, cuando se descubrieron los huesos que supuestamente pertenecían al apóstol Santiago, la gente ha acudido hasta la ciudad gallega, animados por la creencia de que la peregrinación hasta Santiago reduce a la  mitad  el paso por el purgatorio. Caminar por alguna de las rutas tradicionales que conducen hasta aquí desde toda Europa, sigue siendo un viaje tan popular como en el pasado.

La vía de la plata es uno de los caminos menos transitados que llevan a Santiago: Un sugerente recorrido físico y espiritual de 1000 kilómetros a pie para todo aquel que prefiera caminar en una soledad contemplativa en lugar de relacionarse con la multitud de caminantes que recorren el más conocido camino francés. Sigue el itinerario de la vieja carretera romana desde los campos de naranjos de Sevilla hasta la ciudad mercado de Astorga, donde se junta con la ruta este-oeste del camino francés.Gran parte del trayecto aún recuerda cómo debía de ser hace 2000 años, con puentes y ruinas romanas, el pavimento original y antiguas piedras miliares. Avanzas por campo abierto, pasando por sembrados y olivares, bosques y páramos, cruzando algunas de las ciudades más hermosas de España y alojándote en los refugios para peregrinos.

Couple with backpacks looking at map

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Ruta recorre las colinas y llanuras de Extremadura y te conduce hasta Mérida, uno de los principales yacimientos romanos de España y Cáceres, con su intacta ciudad medieval amurallada, pasando por las pastos y las montañas de Salamanca, bordeando el río Duero hasta la románica Zamora, y después los frondosos bosques gallegos. El último paso triunfal de tu peregrinación lo das sobre la concha de Vieira tallada en el suelo de la Catedral de Santiago, un ritual que supuestamente te purga de tus pecados.