¿Por qué elegir un crucero?

» Posted by on Abr 26, 2013 in Blog, Cruceros | 0 comments

Las antiguas creencias de que unas vacaciones en crucero eran para jubilados han desaparecido hace ya varios años. Aquellos que opinaban que los cruceros eran para “gente rica” también han entrado en razón, al darse cuenta de que cada vez hay más cruceros con ofertas de última hora que resultan bastante económicos.

La tendencia ha dado un giro de 180 grados y los cruceros han pasado a ser una experiencia apta para todo tipo de públicos y estilos de vida. En la actualidad, el abanico de pasajeros que se suben diariamente a un crucero es muy amplio: niños, personas mayores, adultos, adolescentes, solteros con ganas de conocer nuevos amigos, etc. Para todos ellos hay actividades específicas a bordo, donde la diversión está garantizada.

Pero… ¿por qué elegir un crucero?

Hay muchos motivos para hacerlo y en este post queremos daros algunos.

Comodidad: viajar en barco no conlleva ninguna molestia: haces y deshaces la maleta tan solo una vez, no necesitas conducir y no tienes que buscar alojamiento ni restaurante. En el momento en el que te subes al barco, tus vacaciones comienzan.

Seguridad: un crucero representa un viaje seguro. Cada pasajero pasa un control de seguridad, para que solo puedan acceder los pasajeros registrados. Cualquier cosa fuera de lo normal es detectada rápidamente y se toman medidas inmediatas.

Lujo: el pasajero es mimado desde el principio hasta el final del crucero. Cuidan hasta el más mínimo detalle para que no te falte de nada y además, todo está incluido en el precio del billete, por lo que no tendrás que preocuparte de pagar, solo de disfrutar.

Destinos: En un crucero tendrás la suerte de visitar una gran variedad de ciudades, incluso de países, ya que cubren una extensa área geográfica, algo que con otro tipo de viajes es imposible.

Para todos los gustos: hay diferentes tipos de perfiles de pasajeros dentro de un mismo crucero. Los que prefieren tomar el sol y descansar en la piscina, la sauna o el spa; aquellos que quieren descubrir cada día una ciudad diferente, visitar  lugares bonitos y conocer nuevas culturas o los amantes de la buena vida, que acuden a los cruceros para comer bien, disfrutar de espectáculos y conciertos y no perderse ninguna actividad glamurosa a bordo.

Si con todo lo anterior sigue sin interesarte pasar tus vacaciones en un barco, quizá pasar por una agencia de viajes especializada en cruceros, con ofertas de última hora, te convenza algo más.