Ribera del Duero

» Posted by on Ene 16, 2013 in Blog | 0 comments

Ribera del Duero es un sitio muy turítco para visitar y cuenta con una de las mejores denominciones de vino en España.  La componen una serie de pueblos que no puedes d dejar de visitar.

Aranda De Duero

Es la mayor población de la Ribera del Duero, cuenta con 32.000 habitantes.  Este pueblo te ofrece una serie de actividades que no puedes dejar pasar, como es el enoturismo para los que les gusta el buen vino y conocer las bodegas subterráneas medievales y disfrutar de  una muy buena gastronomía como es el lechazo.

 Peñafiel

Este pueblo se caracteriza por tener un castillo que se divisa desde muchos puntos de la Ribera del Duero con un imponente estado de conservación, también cuenta con un Museo Provincial de Vino que no debes dejar de visitar.

Gumiel de Izan

Del pasado Romano  se conserva este pueblo que reúne mucha belleza e historia empezando por su iglesia Santa Maria, es digna de admirar su arquitectura Gótica, ubicada en la plaza mayor, sobre el rio Gromejo se mantienen muy bien conservados los puentes de San Pedro y San Antonio, merece la pena también pasear por sus calles y visitar los lagares de sus casas y porque no tomarse una copita de vino.

 

Roa

Este pueblo está considerado el corazón de la Ribera del Duero, donde el mundo del vino ha jugado un papel muy importante para su crecimiento económico y cultural.  Allí se encuentra instalada la sede del consejo regulador de la Denominación de Origen de la Ribera.  Pasea por las orillas de sus monumentos como la Ex Colegiata de Ntra. Sra. de la Asunción, el monumento a “El empecinado” famoso guerrillero ahorcado en Roa en  1825, los restos de la Muralla medieval y disfrutar de unas hermosas vistas desde el mirador Balcones del Duero.

San Esteban de Gormaz

Este pueblo se encuentra ubicado en Soria, principal población de la Ribera en esta provincia.  Tiene un casco histórico muy interesante para visitar contando con una arquitectura románica como son los templos de San Miguel y de Santa Maria del Ribero, murallas y castillos; también cuenta con enoturismo y una buena gastronomía.